Paraguay afrontará una de sus peores crisis económicas, de su historia, al igual que los demás países de la región, principalmente por el efecto del covid-19, en este 2020. Sin embargo, antes que todo esto empiece, a finales de marzo, la economía local pudo crecer 3,5% en el primer trimestre, de acuerdo al reporte de Cuentas Nacionales Trimestrales del Banco Central del Paraguay (BCP). 

Desde el enfoque de la oferta, las actividades económicas con mayor incidencia positiva en el comportamiento interanual del trimestre fueron la agricultura, los servicios y la construcción. Desde la perspectiva del gasto, los componentes que mostraron desempeños más favorables fueron el consumo privado, la formación bruta de capital y el consumo de gobierno. No obstante, las exportaciones netas incidieron de forma negativa. 

En tanto, técnicos del BCP, en conferencia de prensa, aclararon ayer que estos datos no reflejan aún el impacto de la pandemia, situación que sí se verá en el siguiente trimestre. Según los datos preliminares, la actividad económica sufrió una fuerte caída en abril, de 12%, lo que, según economistas, sería el pozo más profundo en este2020. 

Enlace a la noticia completa en La Nación

Noticias relacionadas